El balance perfecto de un guitarrista inteligente

| |

“Para mí este disco representa nuevos logros y grandes satisfacciones. Se trata de un proyecto muy similar a The master key en cuanto invitados internacionales. Sin embargo, en esta ocasión se superaron mis expectativas. Lo que quiero transmitir en general es el concepto de la estabilidad emocional, económica, mental, psicológica que debe haber o al menos la que uno busca dentro de determinada situación, como en la actualidad. El concepto metafórico se basa en mi signo zodiacal Libra”. Eso es lo que subyace en palabras del cantante y sobre todo guitarrista guatemalteco Walter Monsanto en nuevo y tercer álbum, Perfect balance.

Este es un disco de power metal, ya disponible en las diferentes plataformas, con diez temas originales (siete cantados en inglés y tres instrumentales) y donde cuenta con el apoyo de un fuerte batallón de guerra, incluidos artistas internacionales como el cantante Dave Readman (Pink Cream 69/Adagio); el tecladista Derek Sherinian (ex Dream Theater/Planet X/ Sons of Apollo); el tecladista Bob Katsionis (Serious Black); el cantante Carlos Perigo (Rata Blanca) y el también cantante Mark Boals (ex Yngwie Malmsteen/Ring of Fire). 

En cuanto a la base lo conforman los guatemaltecos: Jairo Escobar en el bajo; Fabio Cermeño en la batería; Bryan Galán en teclados; Tony Aguilar batería en el track 2; y Marco Samanie, en el Ewi en el track 10. 

Un Perfecto Balance

Todo comienza con la instrumental Air signs, Signos de Aire. En astrología la familia de los signos del elemento aire son Libra, Acuario y Géminis. Para describirlos Monsanto emplea un manto sonoro que sale de los sintetizadores, conformado por notas lánguidas y flotantes cual sección de cuerdas de una orquesta. 

Esa breve apertura, prácticamente es el preámbulo a la rítmica Another earth. Aquí escuchamos la voz de Readman, que nos habla que existe un mundo real de esperanza. Tiene un tinte apocalíptico. Aunque al final dice: “Someone escaping/to another future/ time’s awaiting/to find another earth”. Desde el inicio, uno descubre lo que Monsanto es capaz de mostrar, una guitarra trepidante y una banda que marcha junto a las demandas rítmicas y entrega

Le continúa The sign of universe, con más intensidad que la anterior. Aquí canta Monsanto cubierto por Sherinian. El piano inicial suena como esos Casio de juguete, pero no sé si esa era la intención. Sin embargo, ya más adelante, se retoma esa capacidad volcánica de la banda, y donde tanto la voz de Monsanto como la textura sonora del conjunto, dan ejemplos de complicidad en este proyecto. 

En cuanto al tema que le da título a la placa, Perfect balance, por cierto instrumental, se desplaza una banda que enfrenta esos cambios de patrones rítmicos y una guitarra verdaderamente decibélica, filuda, rauda, puntillosa y sorpresiva en los cambios tímbricos. La comprensión de la composición por parte de Katsionis es espectacular. Le escuchamos un solo de teclado tal vez no veloz pero sí muy lógico y coherente. 

La participación del cantante Perigo le aportan a Scars una dinámica y un feelinginesperado. El tono de su voz, las notas altas y el vibrato se mantienen. La pieza, una de las más pesadas, discurre en tiempo veloz, compleja pero bien estructurada que, con los extrovertidos solos de guitarra, consigue un climax excepcional, sin dejar de mencionar que aquí Monsanto, toca a velocidad de vértigo. El bajista Escobar realiza una efectiva presencia, gracias a su expresividad como a su sonido. Diría que junto al batería Cermeño, son los más enganchados y comprometidos con el material.

Por último, quiero mencionar Libra, donde cambia el carácter. Es quizá la tonada más sosegada, sobria y melódica del disco. Un sintetizador y una guitarra más slide, aunque sin dejar de mostrar los dientes y tener protagonismo. En esta armazón melódica, escuchamos inesperadamente el EWI, de Marco Samanie, que a manera de saxofón, colorea un tema con matices.

Según Monsanto, “Cada uno de los temas significa algo muy importante para mí. Principalmente LibraAnother EarthThe sign of the UniverseSaturn Return y otros”. 

Yo si me pongo a evaluar, diría que Perfect balance es el mejor álbum que, a la fecha, ha grabado Walter Monsanto.

Acá muestra madurez en la composición, en los elementos que intervienen, en los riesgos que corre, igual hay un balance entre lo melódico, lo progresivo y lo original. Sin obviar su parte vocal y no se diga su guitarra. 

Quizá él no gane certámenes de guitarra en Londres, que ni falta le hacen, él más bien es un guitarrista inteligente y humilde que optó por no quedarse con aprender frasecitas veloces, sino que avanzó hasta conseguir una musculatura excelsa y señorial, amén de un espectro sonoro perfeccionado y refinado. El disco tiene peso, tiene nivel, esta bien grabado, me gustó, espero que a usted también. 

Previous

Voltar el despertar del post-rock envenenado

Deja un comentario

shares