Viva Belgrado nos desgarra con Bellavista

| |

El scream-o y el post hardcore acompañado de gritos desgarradores que escupen miserias y agonías, suele ser la  justa combinación de una onda explosiva que puede arrancar edificios y dejar pedazos de cuerpos humanos aún moviéndose en las calles. 

La banda española originaria de Córdoba, España (que ya visitó Guatemala en septiembre del 2019), lanzó su tercer álbum en junio del 2020. Es así que Flores, carne (2014) y Ulises (2016) dan la bienvenida a Bellavista, un compilatorio de 11 canciones explosivas y flagelantes.

Viva Belgrado está integrado por Cándido Gálvez (voz y guitarra) Ángel Madueño (bajo), Pedro Ruiz (guitarra) y Álvaro Mérida (batería). Mérida ingresó en el 2019 por Álvaro Moreno. El cambio provocó un retrasó en los tiempos de la grabación y posteriormente en el lanzamiento de Bellavista.

La llegada de Mérida a los metales le dio un toque más feroz y acrobático al sonido de la banda, lo suficiente como para que Cándido rasgue aún más su voz al punto que aquel que lo escuche pida un vaso de agua para aclararse su garganta.

El disco abre con Una Soga, un corte sobre no merecer el éxito y la farsa que conlleva la expectativa de vida perfecta que vemos en las revistas. “Estas luces solo esconden sombras, ya veras / Me subo al escenario, saludo a la afición / Estoy tirando de la soga pero no hay tensión”.

Bellavista es un corte donde la batería destaca por su complejidad y acrobacia, misma que acompaña la voz resignada de Cándido que canta sobre el éxito inevitable que se viene encima como una ola de 100 metros. “Vine a por un aplauso, la cosa se torció /Más adictivo que la cocaína y no sé yo /Me augura un gran un futuro, me espera algo mejor /Una delante y otra atrás /Bien puesto el cinturón”. El latiguillo “Esta mierda no se puede salvar”, suena a profecía cumplida.

Cerecita Blues es el antes de convertirse en el fenómeno éxitoso. La letra tiene un sabor amargo por todo aquello que dejarán atrás.

Para el que ha visto la serie de animé Evangelion y lee el título Más triste que Shinji Ikari, no puede evitar dibujar una sonrisa. La canción es un rap que te saca del ritmo hardcore del disco. Viva Belgrado ha demostrado que esos desvaríos le salen bien y un ejemplo claro es la gran rola Por la Mañana, Temprano. Y si encontramos que ese rapeo es anticlimántico, hay bandas como Public Image Inc, del malogrado Jonny Rotten, con canciones como Seattle donde funcionó, y ya. No pasa nada.

Después le sigue Collar donde retomamos esa ferocidad no sin antes toparnos con una intermisión de flamenco y luego todo hardcore posible. Gálvez se deshace en alaridos como si pagara un castigo en el purgatorio.

Ikebukuro Sunshine es un hotel en Japón. La letra es una metáfora que habla de escapar con la pareja al otro lado del mundo para encontrar los mismos problemas. Vicios sigue la misma temática de conversaciones rotas en lugares inhóspitos. Shibari Emocional es una confesión autoflagelante sobre la imperfección de alguien. Algo así como la entrega oficial a la pareja de un manual sexo-emocional sobre el funcionamiento propio para que esté advertida. “Tengo un par de demonios /Revolotean siempre sobre mí / Sé que están al acecho /Saben que bajo la guardia junto a ti”.

Amapolita Blues y Lindavista nos recuerda ese Nü Metal scream-o de la década 2000-2010. El disco termina con ¿Qué hay detrás de la ventana? Es una plegaria sobre no dejar el rock y morir en el escenario. La fantasmagórica voz de Cándido camina como alma en pena en cinco minutos de instrumentación adrenalínica. “Que no nos falten las canciones / “Que no nos falten las celebraciones / Y que no pasen cuatro años”, dice reventándose la garganta. 

Viva Belgrado retumba con Bellavista. Hay poco espacio para el sosiego y la respiración. Un disco que resalta por su letra autoflagelante que por momentos es incómoda. Viva Belgrado nos sumerge en un hardcore explosivo y desmembrador que busca volarnos la cabeza y rasgarnos el alma. Ojalá regresen a Guatemala.

Previous

Ubicación en Tiempo Real es el nuevo material de Barbi Recanati

15 canciones sensuales en voz de mujer

Next

Deja un comentario

shares