La sonoridad del México de concreto en 5 discos

| |

Las cinco propuestas independientes que presentamos juegan con texturas sonoras de mucha distorsión, psicodelia, y funk. Les garantizamos que cada una de ellas les hará sacudir cuerpo y alma o los elevará a alguna nube. 

A pesar que la pandemia detuvo al mundo, el movimiento artístico musical en la Ciudad de México (CDMX como le dicen de manera coloquial) no se paró en ningún momento. Se puede considerar este año Covid-19 como una época en la que se publicó mucha música nueva, con propuestas refrescantes, experimentales y novedosas.

Nudity de Glass Cristina

Inició como dúo en Barcelona con Bernardo Castilla y Lorenzo Engell, quienes regresaron a México después de estudiar ingeniería en sonido. Con el tiempo se les unió Enzo Esquino para terminar de completar la alineación. Lanzaron en julio recién pasado su primer LP de nombre Nudity, un trabajo que incluye ritmos de neo-soul, funk y electrónica, ingredientes que les sirven para ensamblar texturas sensoriales.

Nudity resalta por la experimentación, sus líneas de bajo, sintetizadores envolventes y crescendos vocales en cada uno de los cortes. Glass Cristina espera con Nudity alcanzar la notoriedad deseada en México y así en todo el mundo.

EscuchaEsto te recomienda: Bad King John, Nudity, Supermagic, Flashing Lights y Queen’s Crown.

Telemat de Mateo Sánchez

Mateo Sánchez Galán es integrante de la banda psicodélica mexicana Sei Still y Telemat es su primer experimento sonoro. Telemat es por momentos abstracto y surreal. El album tiene mucho del espíritu electrónico que podemos encontrar en música de los 80’s. 

Telemant invita con sus seis canciones a una alucinación espacial sin ida ni vuelta. Es el viaje de la cápsula por el abismo de Odisea 2001 de Kubrick. Hipnotizados seguimos sin querer despertar, aterrizar o revivir. 

EscuchaEsto te recomienda: Helicóptero, Juan Bienvenido, Casa y calles.

Sei Still

Una banda del CDMX que tiene en sus hombros convertirse en el grupo de rock psicodélico más importante de los últimos años. Sei Still publicó su primer disco, de título homónimo, en abril pasado. Según lo definen varios sitios de música, es un disco para “agitar la melena en cámara lenta”. Al escucharlo nuestra mente se fuga a las secuencias de ingesta de la droga Slo-mo de la película Dredd. 

Conformada por Mateo Sánchez Galán, Sebastián Rojas, Andrés Lupone, Lucas Martín y Jerónimo Martín la música de Sei Still tiene ecos de Sister Ray de White Light; White Heat de Velvet Undeground o Set The Controls For The Heart Of The Sun de Pink Floyd. 

El álbum tiene canciones épicas con guitarras lisérgicas y distorsionadas que sirven para crear dimensiones espectrales. 

Tenemos que mencionar la intervención vocal de la artista guatemalteca, radicada en México, Mabe Fratti en la canción Blumenkriege.

EscuchaEsto te recomienda: Todo el disco.

La Película del Sol de Monmarte

Monmarte nos hace aterrizar con La Película del Sol en el concreto del CDMX. Originarios de Torreón en el estado de Coahuila, se mudaron a la ciudad para consolidar su proyecto musical. 

Han sacado dos discos Navegantes (2013) y Monmarte (2016). El grupo está integrado por Eduardo Maldonado (voz/teclado/guitarra) Ricardo Anaya (guitarra principal), Javier Orduña (voz/bajo) y Juan Pablo Alarcón batería.

En La Película del Sol se encuentran espectros sonoros del funk, guitarras distorsionadas y sintetizadores que se ajustan al servicio de cada corte junto con una batería por momentos mesurada por otros arrebatada. En sus líricas encontramos de todo un poco: amor, desamor y cavilaciones urbanas.

EscuchaEsto te recomienda: La película del Sol, Yo ya me olvidé de Tí, Tarde es, Qué más quieres de mí, Sr. policía.

Danza del Sol de Los Cogelones

Son cuatro hermanos Marco Antonio, Víctor Hugo, José Alberto y Jesús Adrián Sandoval que tocaban los “covers de cajón” por allá del 2008. Los Cogelones se convirtieron en una banda con identidad cuando decidieron fusionar rock con la tradición mexica (meshica). Los Cogelones son originarios de la violenta y miserable ciudad Neza. Sus integrantes poseen la herencia y náhuatl y en cada una de sus presentaciones pareciera que somos testigos de una ceremonia azteca. Sus letras abordan temas sobre la injusticia social y la discriminación indígena propias de nuestro tercermundismo.

Los cogelones son fuerza punk insolente con una batería rabiosa y un bajo acrobático con instrumentos propios de identidad indígena que representan y una voz que se desgarra en indignación y furia. En sus presentaciones salen vestidos como guerreros mexicas y sus letras se inspiran en las historias que ocurren en ciudad Neza. 

El medio de comunicación Vice les grabó un “En Vivo” desde la azotea de su casa en tres partes de 15 minutos donde somos testigos de potente rock que exudan. A principios de julio de este año lanzaron su primer álbum.

EscuchaEsto te recomienda: Nubes Grises, Danza de Sol, Misteria, Hijos de Puta, 500 años, Mexica.

Previous

Rod V se inspira en los vientos del norte

Ataque Celeste es lo nuevo de El Columpio Asesino

Next

Deja un comentario

shares