5 bandas de distorsión sónica

| |

Estas cinco bandas latinoamericanas seleccionadas impresionan por la dimensión y creatividad que logran extraer del surrealismo musical progresivo y psicodélico, una razón para vivir en estos tiempos convulsos.

Extraer sonidos distorsionados de la mente y trasladarlos a instrumentos para influirles fuerza, catársis, estructura y un poco de locura, es el común denominador del conteo.

Uno de los discos más extraños en toda la historia del rock es Piper At The Gates Of Dawn de Pink Floyd un álbum con el que podemos escuchar la elocuencia mental y espiritual de Syd Barrett. Recordemos que al poco tiempo Barrett, una de las figuras trágicas del rock, enloqueció y este álbum es lo más cercano que tenemos para saber a qué suena una mente trastornada. Genialidad o locura son conceptos que eternamente riñen por el reconocimiento que merecen.

Los cinco álbumes combinan varios géneros musicales entre ambientales, progresivos, indie rock, post-punk y post-rock. Este conteo busca provocar a nuestra mente con sonidos que defenestren la noción que tenemos sobre la música pop y nos sumerjan en otras habitaciones mentales para contemplar nuestra cordura o demencia.

Danta – Limo

La banda colombiana Danta publicó Limo en julio del 2020. Un disco que es una experiencia musical y que a diferencia de su antecesor, Páramo (2017), es más envolvente. Limo es un progresivo denso, con coros reverberados, guitarras cuyas notas abre puertas a otras dimensiones y programaciones que aderezan cada composición. Son 21 minutos donde Alejandro Bernal (voz y guitarra) José Santamaría (bajo y sintetizadores) y Sara Zaluaga (batería) tienen el suficiente tiempo para levitarnos. Si te gustan bandas como My Bloody Valentine, Mazzy Star o Jesus and Mary Chain, Danta es una gran opción.

Diles que no me maten – Edificio

Un edificio es el signo del progreso y desenfreno de una sociedad que se ha olvidado a sí misma. Edificio es un disco cuya construcción sonora se encuentran ritmos progresivos y ruidos urbanos que nos elevan a dimensiones etéreas que buscan entre esa frialdad y soledad algún rastro de humanidad. Edificio cuenta con 5 canciones con ritmos progresivos que se descontrolan entre lo lúgubre y ritmos veloces. Diles que no me maten (referencia al cuento El Llano en Llamas de Juan Rulfo), es originaria de la Ciudad de México (CDMX) y está integrada por Jonás Derbez (Voz), Jerónimo García y Gerardo Ponce (guitarras), Andrés Lupone (Bajo) y Raúl Ponce (batería). Edificio es una dimensión de cuarto nivel como la película Inception, que busca romper cabezas para desenterrar un espíritu ausente.

Señor del Rostro Solar – Había Azacuanes en el Aire

Como una cábala de tristeza de una normalidad añorada, quizá, el trío guatemalteco, Señor del Rostro Solar lanza por el final del 2019, Había Azacuanes en el Aire su primer álbum. El EP contiene 5 canciones guiados por rock progresivo, post-punk y post-rock que aunque no cantan, dicen mucho con sus instrumentos. En cada canción encontramos crudos hilos instrumentales que desembocan en una inmensidad iluminada por la luz de un apocalipsis inminente. El trío integrado por Eddy Tocón (bajo), Luis Tiú (batería) y Brandon Obed (guitarra) es una banda nacional con una propuesta feroz, refrescante y no apta para débiles.

Sonic Emerson – Si tan solo supiera por qué estoy aquí

Encontrar tu lugar en el mundo es difícil. Sobre todo porque la urgencia apremia ante lo importante. Esto es lo que nos sugiere el título del álbum de la banda mexicana Sonic Emerson. Si los ingleses de Pink Floyd escogieron a dos de sus héroes para bautizarse se puede especular que aquí los protagonistas de la amalgama son Sonic Youth y Keith Emerson pero, a lo mejor, no. Sebastián Neyra es uno de esos músicos que ha decidido hacerlo todo él mismo a partir de la experiencia adquirida al participar en proyectos como Mint Field, O Tortuga, Los Blenders, por mencionar algunos. Los once temas combinan ingredientes como el shoegaze, krautrock y rock psicodélico. Sonic Emerson es una de las bandas más importantes del género experimental en el CDMX. Su elegancia y oficio es un festín sonoro de laberintos oníricos que trascienden tiempo y espacio.

Melenas – Días Raros

El cuarteto español originario de Pamplona está integrado por Oihana (guitarra y voz), Leire (bajo), María (teclados) y Laura (batería). Melenas publicó Días Raros su primer LP a principios de mayo 2020. Melenas experimenta con atmósferas que surgen de extrañas nebulosas ambulantes. De pronto es difícil conectar con las letras de sus canciones que parecen ir tímidas por todo el despliegue rítmico que fluye inclemente, esto por un abuso de la reverberación en las voces a la hora de la mezcla. Podría ser un error en la mezcla o una cuestión de misterio.

El disco tiene la ilusión de ser una gran canción con 11 sutiles variaciones de un dream pop nostálgico y veloz. Días Raros es un disco que tiene aires de ser una entidad que se absorbe por ósmosis y cuando recordamos sus ritmos parecieran que las letras salen expulsadas por nuestra boca. Tan raro como estos días.

Previous

El mejor Gilberto de los últimos tiempos

Nakury, Barzo: Música reflexiva y contagiosa desde Costa Rica

Next

Deja un comentario

shares